Declaración de SAF contra la opresión

En los últimos 25 años, Estudiantes en Acción con Campesinos (SAF) ha sido testigo de la discriminación, la falta de protecciones para los trabajadores, y los ataques a la dignidad de los trabajadores agrícolas y los inmigrantes. Ahora más que nunca se espera un futuro incierto para los trabajadores agrícolas y los inmigrantes indocumentados, así que queremos aseverar que estamos en solidaridad con ellos y con todas las comunidades que serán afectadas. SAF seguirá desarrollando una base de activistas jóvenes que se esfuerzan para mejorar las vidas de los trabajadores agrícolas y sus familias. Nos comprometemos a nuestros valores de desarmar todo tipo de opresión, crear una cultura donde las personas pueden dar lo mejor de sí mismos, y formar coaliciones diversas para lograr un cambio social.

Te invitamos a estar en solidaridad con otros esfuerzos de justicia social y a luchar con nosotros para que los lugares donde los trabajadores agrícolas viven y trabajan sean seguros:

  • Cuídate. Pídele ayuda a tus redes de apoyo. Exalumnos de SAF, los animamos a comunicarse con miembros de su generación de SAF y con el personal de SAF para ofrecer y aceptar apoyo. 
     
  • Infórmate. Puedes encontrar información actualizada sobre la ley de inmigración DACA en el sitio web de United We Dream.
     
  • Asiste a acciones en tu comunidad y ofrece tu presencia física. Planea un evento para la Semana Nacional de Campesinos en la primavera. 
     
  • Aliados, compartan sus experiencias y conocimientos, y su apoyo a los trabajadores agrícolas e inmigrantes con sus amigos y familiares, especialmente durante las fechas alrededor del Día de Acción de Gracias.
     
  • Apoya el desarrollo del movimiento. Recluta a nuevos jóvenes activistas para que se unan al trabajo de SAF.

A medida que marchamos adelante, SAF insta a nuestros funcionarios electos a que conserven la ley DACA, aprueben una reforma de inmigración compasiva y completa, se opongan al plan propuesto de deportación masiva, aumenten el salario mínimo (e incluyan a los trabajadores de campo) y fortalezcan las leyes que protegen a los trabajadores agrícolas.

Sí Se Puede,

El personal de SAF