Sobre / About

saf_paper

SAF Documentary Work

Each summer since 1992, SAF has given students an opportunity to work alongside farmworkers in the rural South. Each student spends 10 weeks working full-time at community-based organizations, and most students also complete a documentary project based on the life of an individual worker they meet in the course of their summer. After the experience is over, many students say that doing documentary work was the most compelling part of their SAF experience; many realize that the chance to make art out of someone’s life is a sacred and rare thing, something that may transform the listener as well as the storyteller.

Most SAF interns have little or no documentary experience when they begin the summer and must quickly develop skills in audio recording, interviewing, and photography. In partnering with other students, listening to workers, and utilizing documentary as a tool for activism, students learn how their creative work fits into a larger social and political context. They learn to balance their own experiences as immigrants and farmworkers with the perspectives of those who are not from a farmworking background. They also learn that the most important outcome of their documentary work isn’t necessarily the final product; one could argue it’s the relationships that they develop with the workers they meet. You could say it is the growth that happens to individuals and communities when they create space to begin to understand each other.

By collaborating with farmworkers, SAF students practice the values that form the foundation of SAF’s work. While recording the stories of individuals that our society habitually ignores, they model the spirit of respect and accountability that is crucial to empowerment and real social change. Each project the students complete is an act of resistance against a status quo that ignores the voices of workers and immigrants. In the end, the perspectives of those who have uprooted their lives and risk their livelihoods to come to the United States must be heard.

Cada verano desde 1992, la organización Estudiantes en Acción con Campesinos (SAF) les brinda la oportunidad a estudiantes de trabajar con campesinos en zonas rurales del sur. Por 10 semanas, cada estudiante trabaja a tiempo completo en organizaciones comunitarias, y la mayoría también realiza un proyecto documental sobre la vida de un trabajador que conocieron durante el verano. Muchos de los estudiantes dicen que el proyecto documental es la parte más cautivadora de su experiencia con SAF, muchos se dan cuenta que crear arte basado en la vida de una persona es algo sagrado y poco común, una experiencia transformadora para el narrador, así como para el oyente.

La mayor parte de los estudiantes de prácticas de SAF no tienen o tienen muy poca experiencia con proyectos documentales al comenzar el programa de verano, y en poco tiempo deben aprender a grabar audio, realizar entrevistas y tomar fotografías. Al colaborar con otros estudiantes, escuchar a trabajadores y utilizar el arte documental como herramienta para el activismo, los estudiantes se enteran de cómo encaja su trabajo creativo en el contexto social y político. Aprenden a balancear sus propias experiencias como inmigrantes y trabajadores agrícolas con las perspectivas de personas que han tenido vidas diferentes. También aprenden que el resultado más importante del trabajo documental no necesariamente es el producto final; uno podría decir que son las relaciones que desarrollan con los trabajadores que conocen. En otras palabras, el resultado más importante es la manera en que crecen las personas y las comunidades cuando crean un espacio para conocerse y entenderse mutuamente.

Por medio de su colaboración con los trabajadores agrícolas, los estudiantes de SAF ponen en práctica los valores que constituyen los cimientos del trabajo de la organización. Cuando los estudiantes de SAF documentan las historias de personas que usualmente son ignoradas por nuestra sociedad, demuestran el espíritu de respeto y responsabilidad que es de crucial importancia para el cambio y fortalecimiento social. Cada proyecto realizado por los estudiantes representa un acto de resistencia contra el statu quo que ignora las voces de los trabajadores e inmigrantes. Después de todo, se debe escuchar las perspectivas de aquellos que han desarraigado sus vidas y puesto a riesgo su sustento para venir a los Estados Unidos.